Utilizamos "cookies" para mejorar su experiencia. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y política de cookies.

aceptar

sufrir pérdida de audición

Posted By: Cristoph Audias In: Blog 1 On: martes, noviembre 10, 2015 Comment: 0 Hit: 595
sufrir pérdida de audición

http://granpausa.com/2015/08/07/la-perdida-auditiva-en-los-musicos/La pérdida de audición tiene consecuencias potencialmente devastadoras para la salud física y mental, la educación y el empleo.

De los datos de estudios realizados en países de ingresos medianos y altos y analizados por la OMS se desprende que casi el 50% de los adolescentes y jóvenes de 12 a 35 años están expuestos a niveles perjudiciales de ruido por el uso de aparatos de audio personales y que alrededor del 40% están expuestos a niveles de ruido potencialmente nocivos en lugares de ocio. Un nivel perjudicial de ruido puede ser, por ejemplo, la exposición a más de 85 decibelios (dB) durante ocho horas o 100 dB durante 15 minutos.

"En el día a día, mientras hacen lo que les gusta, cada vez más jóvenes se ponen en peligro de sufrir pérdida de audición", observa el Dr. Etienne Krug, Director del Departamento de Manejo de las Enfermedades No Transmisibles, Discapacidad y Prevención de la Violencia y las Lesiones, de la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Deberían ser conscientes de que una vez se pierde la audición, ya no se recupera. La adopción de sencillas medidas preventivas les permitirá seguir divirtiéndose sin poner su capacidad de audición en peligro".

La exposición segura a los sonidos depende de su intensidad o volumen, así como de su duración y frecuencia. La exposición a sonidos fuertes puede desembocar en una pérdida de audición temporal o en acúfenos (sensación de zumbido en los oídos). Cuando se trata de sonidos muy fuertes o la exposición se produce con regularidad o de forma prolongada, las células sensoriales pueden verse dañadas permanentemente, lo que ocasiona una pérdida irreversible de audición.

Recomendaciones de la OMS

La OMS recomienda que el nivel más alto permisible de exposición al ruido en el lugar de trabajo sea de 85 dB durante un máximo de 8 horas al día. Muchos clientes de clubes nocturnos, bares y eventos deportivos están con frecuencia expuestos a niveles incluso más altos de ruido, y por lo tanto deberían reducir considerablemente la duración de la exposición. Por ejemplo, la exposición a niveles de ruido de 100 dB, que es la normal en esos lugares, es segura durante un máximo de 15 minutos.

Para proteger su audición, los adolescentes y los jóvenes pueden mantener bajo el volumen de sus aparatos de audio personales, ponerse tapones en los oídos cuando acudan a lugares ruidosos, y utilizar cascos o auriculares que se ajusten a los oídos y, de ser posible, que aíslen del ruido del entorno. También pueden limitar el tiempo dedicado a actividades ruidosas haciendo breves descansos auditivos y restringiendo el uso de aparatos de audio personales a menos de una hora al día. Con la ayuda de algunas aplicaciones de los teléfonos inteligentes, pueden vigilar los niveles seguros de exposición al ruido. Además, deben prestar atención a las señales de advertencia de pérdida de audición y hacerse revisiones auditivas periódicas.

Los gobiernos también tienen una importante función que desempeñar promulgando y aplicando legislación rigurosa sobre el ruido derivado de actividades recreativas, y sensibilizando con respecto a los riesgos de la pérdida de audición mediante campañas de información pública. Padres, profesores y médicos pueden educar a la juventud sobre lo que significa una audición responsable y segura, mientras que los responsables de lugares de ocio pueden respetar los niveles sonoros seguros establecidos para sus locales, utilizar limitadores del sonido y ofrecer tapones para los oídos y salas de relajación ("chill-out") a sus clientes. Los fabricantes pueden diseñar aparatos de audio personales con características de seguridad y exponer información sobre los niveles sonoros seguros en los productos y sus envases.

Iniciativa "Escuchar sin riesgos"

Con ocasión del Día Internacional de la Atención Otológica, que se celebra cada año el 3 de marzo, la OMS ha puesto en marcha la iniciativa "Escuchar sin riesgos" para poner de relieve los peligros de la exposición a niveles sonoros nocivos y para fomentar prácticas más seguras. En colaboración con asociados de todo el mundo, la OMS alertará a la juventud y sus familias de los riesgos de la pérdida de audición provocada por el ruido e instará a los gobiernos a que presten una mayor atención a esta cuestión en el marco de sus actividades generales para evitar la pérdida de audición.

Actualmente 360 millones de personas en todo el mundo sufren pérdida de moderada a grave de la audición por diversas causas, como el ruido, enfermedades genéticas, complicaciones al nacer, determinadas enfermedades infecciosas, infecciones crónicas del oído, el uso de determinados medicamentos y el envejecimiento. Se estima que la mitad de todos los casos de pérdida de audición pueden evitarse. Para abordar el problema, la OMS coteja datos e información sobre pérdida de audición para dar a conocer su prevalencia, causas y efectos, así como las oportunidades de prevención y gestión; presta asistencia a los países en la elaboración y aplicación de programas de atención otológica que se integren en el sistema de atención primaria de salud; y ofrece recursos técnicos para la formación de los profesionales sanitarios.

Publicado en granpausa.com

Comments

Leave your comment